La dignidad en alto. No se clasificó pero  hizo respetar la casa, quizá en lo global el 5-4 no refleja lo que sucedió en los 180 minutos de juego, el equipo celeste demostró después de un buen tiempo un juego agresivo y dominio en el campo, sobre todo un juego rápido y no se replegó en su campo ni cuando estuvo de visita.

Uno de los más desequilibrantes fue Gabriel Costa, el volante ofensivo cambió de banda constantemente con la intención de buscar el gol o la habilitación, sin embargo no pudo concretar y llevarse el triunfo, no obstante ¨Gabo¨ dijo que: ¨No se nos dio, pero hay que irnos con la cabeza bien levantada¨.

El 8 de Cristal confesó que tuvieron mucha intensidad, pero, ¨les faltó el toque final¨, además reconoció que Lanús les jugó al nerviosismo y el equipo celeste cayó en eso, los minutos finales fueron cardiacos y al final no se pudo.

 

DEJA UNA RESPUESTA